UNA VIDA SIN UN PERRO, ES UN ERROR

"LA GRANDEZA DE UNA NACIÓN Y SU PROGRESO MORAL PUEDE SER JUZGADO POR LA FORMA EN QUE SUS ANIMALES SON TRATADOS."
Mahatma Gandhi

NO USES PIROTECNIA

NO USES PIROTECNIA
Por favor, no usen pirotecnia. Los "cuetes" nos asustan, nos hacen mucho mal a nuestros oídos, nos desorientan y son la causa de que muchos perros y gatos se pierdan entre diciembre y febrero. Lo mismo les ocurre a otros animales, como las aves. Pensá en nosotros y en los múltiples problemas que pueden causar los fuegos artificiales. NO USES PIROTECNIA. Gracias. PD: Ah... Ponele chapita con número de teléfono a tu perro. Para esta época hay muchos perros perdidos a causa de la pirotecnia, por favor, si ves alguno no sigas de largo, ayudalo a encontrar a su familia.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Eramos pocos y faltaba Pérez

Hola, diario. Vos sabés muy bien cómo me irrito cuando Pablo confunde nuestra casa con un refugio en zona de riesgo. Las veces que me habrá tocado convivir con otro perro mugriento porque a él le partió el corazón. Hace poco trajo una gatita bebé. Por suerte estuvo sólo tres horas porque corría el riesgo de ser degollada por una uña de Néstor. El rubio estaba furioso. Celosísimo. Para él, con los perros todo bien, pero no le traigas otro gato porque se pudrió todo. Finalmente, se la quedó el portero del edificio y hoy observa a Néstor desde el noveno piso. Espero que no intente planear.
Anoche llegaron a casa Pablo y Nelson con otro ser vivo. No era ni un perro ni un gato ni una paloma. Era pequeñísimo y estaba adentro de una pecera de vidrio. Algo inquieto, desconcertado y te diría preocupado. Pablo me dijo que esa clase de bicho se llama "hámster". Debe ser alguna marca importada de rata. "Este es Pérez", me dijeron. La cosa es que Pérez se para en dos patitas y apoya sus manitos en la pecera. Me vio y no pareció sorprenderse. Según escuché, lo encontraron entre la basura del edificio donde vive Nelson. Parece que alguien se "aburrió" de contemplar a Pérez y no se le ocurrió mejor idea que abandonarlo ahí.
Me morí de la emoción cuando me avivé que adentro de la pecera había una ruedita muy simpática sobre la que Pérez se sube y comienza a dar vueltas sin parar. Te morí de risa. Me hubiera encantado largar una carcajada, como hace Pablo cuando se divierte. Mi cola se convirtió en un ventilador de cómo se movía.
Otra cosa muy graciosa que hace es comer sin parar. Se mete mucha comida en la boca, muchísima, casi tanta como el tamaño de su cuerpo y la guarda en su buche. Se la queda un muy buen rato y luego la regurgita, para comérsela. Un bicho raroooooo... Hay formás más fáciles de tragar.
La preocupación de Pablo y Nelson era cómo poner a Pérez lejos de Néstor. Aunque no me lo cuenten me doy cuenta de que los gatos son capaces de morfarse* a un bicho con ese. Pusieron la pecera donde vive Pérez arriba de un mueble. Antes de que se relajen, sin que se den cuenta, Néstor apareció olfateando el aire con mucha curiosidad. De repente, pegó un salto y subió a una silla para observar a Pérez. No se lo quiso comer, aunque supongo que es porque no puede y está protegido por esos vidrios. Pero lo observa muchísimo y está muy preocupado por el nuevo habitante de la casa. Pablo y yo también.


*comerse






4 comentarios:

  1. jajjjjjajajajaja Néstor no te comas a Pérez!! me da mucha felicidad el que seas tan bueno Pablo y siempre ayudes a nuestros hermanitos pequeños :)
    Les mandamos besos a los cuatro!

    Paula y Vainillita

    ResponderEliminar
  2. Pero che! mirá Francisco como escribe! y que bien se lleva con Nestor! Mi Simón no es tan cariñoso con los gatitos, ultimamente me está preocupando, hace unos dias salvé a uno pero le pegó una cagada a palos...Saludos Pablo!!

    ResponderEliminar
  3. Que bonito que es Perez!!!!!! Vos Francisco estabas curioso pero tranqui, en vez Néstor estaba en guardia, en el primer descuido se aprovecha de Pérez con seguridad. Que mala gente tirar a Perez en la basura, menos mal que hay personas como Pablo de gran corazón y siempre dispuestas a ayudar.
    Les mando un abrazo a los cuatro. Alejandra.

    ResponderEliminar
  4. Francisco, tenes un amiguito nuevo, que suerte. Ahora vas a poder contarnos mas aventuras, ademas sos tan observador que tus narraciones son extraordinarias. Cuida que Nestor no lo saque de su lugar y se lo lleve para jugar, seria muy divertido para el jugar con Perez. Ademas, Perez, parece ser muy simpatico.
    Que suerte que tenes un humano como Pablo, tan solidario con la vida y generoso. Ahora entiendo porque estas tan orgulloso de el
    BESOS, RONRONEOS , ABRAZOS PARA LOS CUATRO.
    NILDA

    ResponderEliminar