UNA VIDA SIN UN PERRO, ES UN ERROR

"LA GRANDEZA DE UNA NACIÓN Y SU PROGRESO MORAL PUEDE SER JUZGADO POR LA FORMA EN QUE SUS ANIMALES SON TRATADOS."
Mahatma Gandhi

NO USES PIROTECNIA

NO USES PIROTECNIA
Por favor, no usen pirotecnia. Los "cuetes" nos asustan, nos hacen mucho mal a nuestros oídos, nos desorientan y son la causa de que muchos perros y gatos se pierdan entre diciembre y febrero. Lo mismo les ocurre a otros animales, como las aves. Pensá en nosotros y en los múltiples problemas que pueden causar los fuegos artificiales. NO USES PIROTECNIA. Gracias. PD: Ah... Ponele chapita con número de teléfono a tu perro. Para esta época hay muchos perros perdidos a causa de la pirotecnia, por favor, si ves alguno no sigas de largo, ayudalo a encontrar a su familia.

jueves, 4 de febrero de 2010

Paseadores buenos y paseadores malos


Foto: Carlos Adampol http://www.flickr.com/photos/cadampol/2333408347/

Ayer vi a Pablo muy enojado. Fue con un muchacho que paseaba perros. Tenía más gorra que cabeza; con una mano llevaba las correa, y con la otra, hablaba por su telefonito. Aparentemente, o no le funcionaba bien el negocio o ya había repartido a casi todos sus "clientes", porque sólo llevaba a tres: un ovejero alemán muerto de calor, uno sin raza que por su pelaje parecía haber ido a la misma modista que yo, y una pequinesa desorientada. El que era parecido a mí había quedado enredado en las otras correas y tironeaba un poco para olfatear un arbolito meado por tres perras en celo. El idiota con más gorra que cerebro estaba más ocupado en su conversación y lo pateó para que se apure. Mi congénere no se afectó y siguió interesado en los olores del arbolito. Obviamente, si el de la gorra no podía pensar, menos podía olfatear, así que no se dio cuenta del "vital" interés de mi compañero. Por eso, lo volvió a patear. Esta vez mucho más fuerte, ya que el pobre se cayó y lanzó un chillido. A mí me dolieron las costillas con sólo verlo.
Ahí mismo ví como Pablo se puso de otro color, su energía fue como un trueno y se avalanzó sobre el idiota de gorra. Me asusté. Pensé que iba a morderlo por la furia que tenía, pero se contuvo. El otro también se asustó, apagó el telefonito y también cambió de color, pero se puso pálido. No sé qué le dijo Pablo, pero su voz se había vuelto tan fuerte que me pareció una ráfaga de ladridos. El de gorra también ladró un poco. Pero antes de que Pablo le de un empujón, cruzó la calle. Antes de cruzar, el perro golpeado me miró y me confesó que no era la primera vez que eso ocurría.
Yo me sentí orgulloso de mi amigo humano. Pero sé muy bien que hay paseadores y paseadores. Me entero en la plaza porque es una conversación recurrente entre nosotros. Algunos son gentiles, amables, te hacen recorrer lugares lindos y te dan tiempo para que te tires panza arriba en el césped. Pero hay otros que sólo quieren que pase el tiempo para devolverte a tu casa cansado sólo por haberte hecho caminar sin parar, en el medio de otros 15 perros, sin ver nada del paisaje, para terminar la jornada atado en una plaza bajo el sol.
Hubo una época en la que tuve miedo de que Pablo me haga pasear con un desconocido. Pero cuando él no puede hacerlo, vienen Tina o Saúl a caminar conmigo. No corro ese riesgo. Aunque si tuviera una cámara de fotos, me encantaría establecer un ránking de paseadores. Habría que hacerle publicidad a los buenos y "escrachar" a aquellos que tienen más gorra que cerebro para que no vuelvan a tocar nunca a más a un congénere mío.
Supongo que debe ser tan difícil como encontrar buenas niñeras para chicos humanos.

2 comentarios:

  1. Hasta ahorita,nunca ví un paseador buena onda...O sea les importa un comino el momento que ustedes los perritos están viviendo.
    Mientras ellos se quedan en grupitos riendo bajo un árbol , muchos de tus amigos quedan ataditos bajo el sol.
    Tampoco me gusta el trato que se les dá-

    Me alegro mucho de que Pablo le haya puesto los puntos a ese tipo!!

    Ah...Me olvidaba, Fransisco cuidá el colchón nuevo eh!!

    ResponderEliminar
  2. Hola yo soy paseadora, y se que para mis amigos canes, es indispensable salir a olfatear, caminar y ver el paisaje, que aunque de ciudad de alguna manera los reconforta y desestresa. Yo no paseo mas de 3 perritos porque mas me parece arriesgado tanto para mis amigos canes como para mi. Y asi todos disfrutamos de una buena caminata en compañia. No todos los paseadores son como ese tipo sin cerebro.

    ResponderEliminar