UNA VIDA SIN UN PERRO, ES UN ERROR

"LA GRANDEZA DE UNA NACIÓN Y SU PROGRESO MORAL PUEDE SER JUZGADO POR LA FORMA EN QUE SUS ANIMALES SON TRATADOS."
Mahatma Gandhi

NO USES PIROTECNIA

NO USES PIROTECNIA
Por favor, no usen pirotecnia. Los "cuetes" nos asustan, nos hacen mucho mal a nuestros oídos, nos desorientan y son la causa de que muchos perros y gatos se pierdan entre diciembre y febrero. Lo mismo les ocurre a otros animales, como las aves. Pensá en nosotros y en los múltiples problemas que pueden causar los fuegos artificiales. NO USES PIROTECNIA. Gracias. PD: Ah... Ponele chapita con número de teléfono a tu perro. Para esta época hay muchos perros perdidos a causa de la pirotecnia, por favor, si ves alguno no sigas de largo, ayudalo a encontrar a su familia.

lunes, 24 de enero de 2011

El sillón y los celos


Y el sillón se volvió a mover... Como te lo adelanté. Lo odio. A gatito nuevo hay que sumarle sillón nuevo. ¡Basta de cosas nuevas en esta casa! Pablo y yo éramos suficientes y teníamos todo lo que necesitábamos. Ahora tenemos un piojo peludo que anda por toda la casa a los saltitos diciendo "mau, mau, mau" y un sillón que ocupa toda mi pared favorita y obligó a que moviéramos todos los muebles. Esperé dos días como para volver a hacer una maniobra poltergeist. Luego, con todas mis fuerzas, volví a correr el sillón hasta la mitad del living. Y Néstor me ayudó un poco en mi maniobra de destrucción. Se afiló las uñas en él por lo menos tres veces. Pablo se enfureció. Me gritó y me dijo de todo. "Pelotudo" fue lo más suave que le escuché. Nunca me había insultado así. Como castigo, me dejó un rato afuera en el patio. Ya tengo dominado ese castigo. Pongo cara de compunjido, me voy a un rincón y lo miro de reojo. No lloro, ni nada. Me las aguanto estoico. Es la conciencia de Pablo la que me rescata siempre. Le carcome el cerebro tanto que, al cabo de un ratito, me abre la puerta y me deja entrar.
Al día siguiente volví a repetir mi piquete, pero con un agregado. Con los dientes pude agarrar uno de los almohadones enormes que tiene el sillón y lo revoleé bien lejos. Lástima que le quedaron los agujeritos de mis dientes (no puedo controlar mi fuerza brutal). Néstor miraba asombrado pero, como todo chico, aprovechó el lío y se puso a saltar en los almohadones y a afilarse las uñas en la parte trasera del sillón.
No medí las consecuencias. Para Pablo fue una catástrofe. Edilicia y moral. En primer lugar, se tomaba la cabeza y no podía creer la semidestrucción de su sillón nuevo. En segundo lugar, creo que estaba decepcionado de mí. Se enfureció. Tomó el diario del domingo (que es pesadísimo) y me pegó con él en la cola. Luego me echó al patio y, como no se le iba el enojo, me ató. Confieso que me asusté un poco. ¿Sabés qué pasó después? Vino Néstor hacia mí y comenzó a darme besitos en la cabeza. Pablo lo llamó para acariciarlo y darme celos, pero él se quedó firme con el desvalido. O sea, yo. Fue el fin de mis celos de Néstor. Creo que, definitivamente, le caché cariño.
La actitud de amor de Néstor hacia mí hizo que Pablo se ablande más rápido de lo previsto. Luego, como siempre. No me habló hasta que nos fuimos a dormir y, al día siguiente: "¿Olvidado? Olvidadooooo".
En consecuencia, no volveré a tomar represalias con el sillón... y la paz volverá a nuestro hogar.

3 comentarios:

  1. Te hicieron chas chas????? portate bien Francisco, que tenes con el sillòn???? dejalo donde està contra la pared y listo. Me parece que te estas portando muy mal para que Pablo se enojara asì. Que te està pasando??? son sòlo celos o estas nervioso?
    bueno espero que te tranquilices, te mando muchos besitos y dale uno de mi parte a Nèstor,
    Alejandra

    ResponderEliminar
  2. jajajaj pagaría por verlos en acción!
    saludos

    ResponderEliminar
  3. E.mail precioso de una amiga mexicana. ¡Gracias!:

    Hola es un gran placer conocerte ya que soy fiel defensora de los animales y me resulta
    muy divertido ser testigo de lo inteligentes (y simples que son) mientras los humanos nos
    complicamos en una elaborada estupidez.
    Me leì tu diario en un solo momento y me pareciò increìble; las fotos y las grabaciones muy lindas;
    me declaro tu super fan.
    Saludos desde Mèxico y que bueno que poco a poco somos màs los que respetamos a todos los
    seres vivos que los que desprecian la vida.

    ATENTAMENTE,
    YADIRA RAMIREZ SOLORIO
    P.D. A mi tampoco me gustan los juegos pirotècnicos y desde pequeña me han dado miedo ¿serà
    porque soy bien perrona? Bye y besos mil

    ResponderEliminar