UNA VIDA SIN UN PERRO, ES UN ERROR

"LA GRANDEZA DE UNA NACIÓN Y SU PROGRESO MORAL PUEDE SER JUZGADO POR LA FORMA EN QUE SUS ANIMALES SON TRATADOS."
Mahatma Gandhi

NO USES PIROTECNIA

NO USES PIROTECNIA
Por favor, no usen pirotecnia. Los "cuetes" nos asustan, nos hacen mucho mal a nuestros oídos, nos desorientan y son la causa de que muchos perros y gatos se pierdan entre diciembre y febrero. Lo mismo les ocurre a otros animales, como las aves. Pensá en nosotros y en los múltiples problemas que pueden causar los fuegos artificiales. NO USES PIROTECNIA. Gracias. PD: Ah... Ponele chapita con número de teléfono a tu perro. Para esta época hay muchos perros perdidos a causa de la pirotecnia, por favor, si ves alguno no sigas de largo, ayudalo a encontrar a su familia.

martes, 24 de noviembre de 2009

Designio divino


Hola, diario. Hoy se cumple un mes que tengo hogar y un mejor amigo para cuidar. Puedo decirte que aprendí a amar con toda el alma y que si Pablo se arroja por un acantilado yo me voy tras él. Es impresionante el amor que somos capaces de sentir los perros. Pablo me quiere muchísimo, pero no creo que ningún ser humano sea capaz de sentir la mitad del amor que cualquier perro puede sentir por su compañero. Tengo la sensación de que por fin comenzó mi vida, tal como debe ser la vida de un ser de mi especie: al lado de un ser humano. Vaya a saber por qué designio de la naturaleza nos tocó esta necesidad de tener que depender afectivamente de ellos. Todavía me pregunto si es un castigo o una virtud. Es raro, entre nosotros decimos que los lobos son nuestros parientes primitivos, porque viven en libertad, en manada, cazando otros animales y envueltos por la oscuridad de un bosque. Son casi iguales a nosotros, pero los hombres los cazan porque les comen a sus animales domésticos. A los zorros les decimos que son nuestros parientes idiotas. Pero se pasan el día solitarios, echados al sol o cazando ratones. También son muy parecidos a nosotros, pero los hombres los cazan porque a algunas mujeres les gusta vestirse con sus pieles. Los perros seguimos sin poder movernos de las ciudades o los lugares donde haya seres humanos. Corremos el riesgo de que nos maten, nos peguen, nos desprecien, pero hay un impulso, una necesidad interna que no nos deja movernos de donde ellos estén. Allí donde aparezca una persona, nosotros moveremos la cola con la esperanza de que nos lleven con ellos o, al menos, nos acaricien unos segundos. Sí, es demasiada sumisión. Pero no lo podemos evitar. Fuimos así durante muchos siglos. Pero con esa natural sumisión adquirimos nuestra inquebrantable fidelidad. Yo te prometí que iba a ser tu amigo, y ahí me tenés. Dormí tranquilo que nunca nadie te hará daño mientras yo esté a tu lado. Y allí adonde vayas estaré con vos.
Lo que sea, este designio divino me favoreció. Tengo mimos todo el tiempo, me dan besos, me vacunaron para que no me enferme, me dejan dormir en la cama, no les da asco que babee, viajo en taxi, puedo tomar agua del inodoro... Qué más puedo pedir... De todos modos -y esto es un secreto- lo que más necesito es cariño. Me puede dar hambre, puedo tener muchas ganas de hacer pis... pero más que eso, estaré echando de menos a la persona que me cuida, sólo porque necesito su amor.
Tal vez a las personas les lleve más tiempo hacerse cargo de otro, afectivamente. Creo que sólo a los padres les sale en forma natural. En cambio nosotros, los perros, nos enamoramos perdidamente en el primer momento. No sólo eso: nos comprometemos para toda la vida. Y esas fueron las palabras que me emocionaron el primer día, cuando Pablo me fue a buscar a MAPA. Cuando yo estaba en dos patas tomándole el brazo con mis dos patas delanteras, me dijo: "¿Te venís conmigo, Francisco? Nos tenemos que portar bien. Esto es para toda la vida."
Estoy feliz. Pero hago esfuerzos y no se me cae ni una lágrima. Bueno, alguna ventaja afectiva tenían que tener las personas.

2 comentarios:

  1. Hola Fransisco ,es cierto...Así como ustedes nos necesitan ,nosotros a ustedes.Yo no imagino la vida sin un perro que me ladre de felicidad y me salte al llegar a casa.Como lo hacía mi perro Iván y ahora lo hace mi perra Zulema.Nadie mas que ustedes nos demuestran tanta felicidad de volver a vernos aunque haya pasado tan solo media hora.

    Ustedes siempre están y nunca nos abandonan...Los retamos cuando hacen líos pero nunca se enojan,al ratito nos mueven la cola como si nada hubiera pasado ,y eso me mata!.
    No son rencorosos¡¡Cuanto tenemos que aprender de ustedes!! MUCHO y que diferente sería el mundo.
    Hermoso lo que escribiste hoy también Francisco.Está bueno que todo el mundo conozca tus sentimientos.
    Te dejo un plato lleno de huesitos,y mucha aguita fresca.No uses el inodoro,te puede caer mal a la pancita.

    ResponderEliminar
  2. Hola Francisco

    Hoy me mataste con lo que escribiste!!!
    Sabés una cosa, aprendí a quererte sin conocerte, sino sólo a través de tu diario.
    Lo bueno es que me tenés atrapada con tu historia!!!
    Ah, un consejito de mujer, a la gati, no le des bola, porque es MINA, y como tal, se vá a hacer la estrecha , pero vas a ver que te vá a terminar queriendo!!!
    Te mando muchos besos y lenguetazos.....

    Moni

    ResponderEliminar