UNA VIDA SIN UN PERRO, ES UN ERROR

"LA GRANDEZA DE UNA NACIÓN Y SU PROGRESO MORAL PUEDE SER JUZGADO POR LA FORMA EN QUE SUS ANIMALES SON TRATADOS."
Mahatma Gandhi

NO USES PIROTECNIA

NO USES PIROTECNIA
Por favor, no usen pirotecnia. Los "cuetes" nos asustan, nos hacen mucho mal a nuestros oídos, nos desorientan y son la causa de que muchos perros y gatos se pierdan entre diciembre y febrero. Lo mismo les ocurre a otros animales, como las aves. Pensá en nosotros y en los múltiples problemas que pueden causar los fuegos artificiales. NO USES PIROTECNIA. Gracias. PD: Ah... Ponele chapita con número de teléfono a tu perro. Para esta época hay muchos perros perdidos a causa de la pirotecnia, por favor, si ves alguno no sigas de largo, ayudalo a encontrar a su familia.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Resaca


Hola, diario. Ayer no escribí porque dormí todo el día. La nochecita del sábado fue de pura joda. Pablo estuvo todo el día muy contento. Lo acompañé a hacer las compras y, aunque tardó bastante, salió sin nada en las manos. Obviamente me dejó atado afuera y yo armé un escándalo tremendo, pero a él no le importó. Al rato de haber vuelto a casa, tocaron el timbre. Era un muchacho con muuuuuchas bolsas llenas de comida y bebidas. Era tanto lo que Pablo eligió en el supermercado que se lo hizo traer por otro.
Pablo se puso a limpiar la casa y a mí me encanta caminar por arriba de toda la tierra y las pelusas que junta con la escoba. Él odia que haga eso, pero a mí me fascina.
Te la hago corta. Se hizo de noche y el timbre empezó a sonar, a veces, con intervalos de dos minutos nomás. ¿Sabés las veces que bajé con Pablo a abrirle la puerta a alguien? ¡¡27 veces!! No paraba de llegar gente. Y a mí me encanta recibir gente en casa. Cada vez que entraba alguno, yo le saltaba bien alto hasta embocarle un lengüetazo justo en la boca. No sé por qué, pero me encanta besar a las personas en sus hocicos. Reconocí a las dos chicas que lo acompañaron a buscarme a MAPA, Marcela y Laura; a otro que un día nos vino a visitar en bicicleta; a una mujer que siempre canta; a un pelado macanudo al que le dicen Pelado, que siempre se tira al piso a jugar conmigo; a Fernando, uno que viene siempre y me rasca la cabeza… y a muchos otros a los que no había visto nunca. Había una chica a la que me encantaba olfatearla, pero no sé por qué, cada vez que lo hacía, se ponía colorada y Pablo me retaba. Otra me cayó bien porqué, al olerla, me di cuenta de que tiene una perrita Yorkshire en la casa de mejor humor que los pitucos de la peluquería. De todas formas, no todos eran maravillosos seres humanos. También descubrí a un petiso y gordito al que no le gustan nada los perros, y a una chica muy bien vestida que odiaba que le toque el brazo con mi nariz mojada. ¿Qué quería, que me la seque? Y bueno… no puedo caerle bien a todo el mundo.
De todos modos, me pasé toda la noche dando la bienvenida a todos y saludando a uno por uno. Por la manera en que lo hacían, me avivé que la fiesta era en mi honor. ¡Claro, no me había dado cuenta! ¡Pablo me hizo una fiesta para presentarme en sociedad con su jauría de amigos! Muy amable. Me quedé muy cerca de un rubiecito muy simpático que se llama Christian porque siempre me convidaba pedacitos de salchichas, de sándwiches o de hamburguesas.
Pero la sorpresa me la llevé cuando una de las chicas salió de la cocina con una torta enorme con velas encendidas. De pronto, todos comenzaron a cantarle algo a Pablo, a coro. Cuando terminaron, él sopló todas las velas. No sé el motivo, pero la fiesta no era para mí sino para él. Y bueno… hasta los seres humanos más buenos tienen algo de egoísmo. Se hizo una fiesta para él mismo. ¿Vos lo podés creer? Bueno, pero de todos modos, la compartió conmigo y con sus amigos. Todos le daban besos y abrazos al mismo tiempo, así que me puse nervioso y empecé a ladrar como loco. Es mi compañero de departamento y yo tengo la exclusividad. Así que despejé el área a ladrido limpio y me lo quedé para mí solo, hasta casi reventarlo a lengüetazos.
Durante toda la noche cantaron, tocaron la guitarra, bailaron y yo me prendí en todas. Creo que algo tuvo que ver un líquido que tomé. Alguien dejó en el piso un vasito con un líquido medio rojo que tenía un olor muy tentador. Lo probé y me gustó, así que me terminé todo el vaso. Lástima que nadie volvió a descuidar ningún otro vasito como para vaciarlo nuevamente. En algún momento se me hicieron un nudo las patas, pero no fue nada alarmante. También más tarde quise saludar a Laurita y a su hermana gemela, pero nunca pude tocar a la hermana gemela. Creo que no hice bien en beber eso.
¡Cómo nos divertimos y nos cagamos de risa! Para hacer enojar al petiso que me miraba feo, lo agarré de la rodilla varias veces en esa actitud que las personas odian tanto. Divertidísimo.
De a poco se empezaron a ir y yo bajé a despedir a cada uno. Cuando la fiesta terminó ya era de día. Salimos a pasear con Pablo y lo hicimos a paso lento. El solcito nos pegaba en la cabeza y nos daba cierto placer y sueño, al mismo tiempo. Al subir al departamento, nos fuimos a la cama y yo me acosté panza arriba. Pablo me rascó un poquito el costado derecho de la panza y me hizo reír mucho. El domingo dormimos como chanchos todo el día. Fue la primera fiesta de mi vida. Pensé en cómo nos hubiéramos divertido si también hubiesen estado todos los muchachos de MAPA. Todos: perros, gatos y personas. Y, de pronto, arrojé un deseo al cielo: que todos ellos, mis viejos compañeros, puedan tener alguna vez su fiesta, para divertirse y después dormir como chancho con alguien que te quiere. ¡Atajen mi deseo, che!

2 comentarios:

  1. Muy lindo deseo!!!!!!!!Panchi y yo tambien nos prendemos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Feliz cumple para tu papi Pablo.
    La verdad que por todo lo que contaste lo pasaste bárbaro,te comiste la vida entre salchichas y hamburguesas y para rematar el día hasta tomaste vino jajajja pobrecito!! ya te imagino.
    Atajo tu deseo,Dios quiera tus amigos se ganaran una familia como la tuya,que te dé tanto cariño y consentidas"SOBRE TODO ,UNA FAMILIA",y dejen esas jaulitas..Dios me ponen tan mal,sé que los tratan bien,pero...Me dá mucha pena verlos enjaulados ,sin poder correr,sin poder revolcarse !!Bué mejor no sigo...
    A mí me encanta cuando Iván con su narizota mojada se acercaba eso era BUENA VIBRA...Hoy me lo hace Zulema.No lo cambio por nada.
    Un huesito

    ResponderEliminar